Beneficios que tiene el arte para los niños

Todos sabemos que el arte es una disciplina subjetiva, la cual depende tal cual, de los ojos con los que se mire una obra. Pero aunque curiosamente, el arte es algo variable y subjetivo, los beneficios de crearlo, disfrutarlo y analizarlo son muy objetivos y reales. Esta contradicción o paradoja refleja la realidad de que los artistas tienen una capacidad creativa enorme. Normalmente, los artistas, además, suelen ser personas apasionadas por la lectura, el aprendizaje, el estudio… y no vamos a descubrir hoy las enormes ventajas que esto tiene. El arte, y sus correspondientes disciplinas, van de la mano del esfuerzo, de la cultura del sacrificio y la perfección. Valores que cualquiera querría para sus hijos. Dicho esto, hoy hablaremos de los beneficios que tiene el arte para los peques y más concretamente en la etapa de educación infantil, que es la que nos concierne.

Beneficios del arte para los niños

Nuestros hijos tienen que inventar historias, crear juegos, dibujar, bailar, cantar… El desarrollo de su imaginación sin límites solo les traerá ventajas y les hará crecer mentalmente. La creatividad es la base de un correcto y propicio desarrollo. Siendo más concretos, a continuación enumeramos algunos de los beneficios del arte para los niños:

Libertad: En el mundo del arte todo vale. Los pequeños pueden imaginar todo lo que quieran y más. Tienen total libertad para diseñar un universo en el que todo es posible, y en el que pueden hacer lo que quieran. Volar, teletransportarse, saltar 100 metros… ¡Pueden hacerlo! Es buena idea además darles un lápiz y un papel para que puedan expresar todo lo que imaginen. Ser capaces de compartir y transmitir lo que sus mentes imaginan y crean es muy importante. Por contraposición, mostrarles a los peques de casa otras creaciones, de otros niños por ejemplo, también les hará expandir su mente.

Descubrimiento: El arte enseña a los más pequeños una gran cantidad de elementos y habilidades con los que crear e imaginar. Además, un mismo objeto puede tener distintos usos, y que la mente de un niño sea capaz de ver un objeto y usarlo para distintos fines, es muy productivo. Nuevos estímulos que les vendrán de maravilla, entretendrán y les hará aprender.

Entretenimiento: No dejan de ser niños y se lo tienen que pasar bien. Y uno de los aspectos más llamativos del arte es que crearlo es muy divertido. Inventar, crear, imaginar… son actividades entretenidas y agradables. Además, gusta tanto el proceso como el resultado final, que te puede llenar de alegría. Para un niño ver sus dibujos o sus juguetes preparados es algo increíble. Y por supuesto, no es tiempo de ocio en balde, ya que este entretenimiento es realmente enriquecedor por las razones que os estamos explicando.

Expresión: El arte es un verdadero puente, o mejor dicho, escaparate para las emociones que experimentamos. Además, no es unidireccional. El arte provoca también sensaciones y emociones en aquellos que lo disfrutan. Por lo tanto, para un niño es fabuloso el hecho de poder expresar lo que siente, y además, poder interpretar y asimilar lo que las creaciones de otros, le hagan sentir a él.

Cultura: El arte forma parte de nuestras costumbres, de nuestras raíces, y por supuesto, de nuestra cultura. Conocerlo, aprenderlo y ser parte activa de este es también un enorme beneficio. Saber darle valor a estas cosas es sin lugar a dudas un gran valor en sí mismo.Y eso es algo que a nuestros hijos desde bien pequeños les vendrá muy bien.

SHARE IT: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email