La autonomía personal en la educación infantil

Una de las principales metas en la educación infantil es la de favorecer la autonomía personal e individual del niño. Adquirir esta habilidad les permitirá ser autónomos, ganar personalidad y desarrollarse en otros aspectos con mayor facilidad. No hablamos solo del ámbito educacional, sino también del doméstico: alimentación, aseo, responsabilidad… La autonomía se trabaja desde bien pequeñitos, por razones obvias, y es de lo que os vamos a hablar. En la etapa infantil es muy importante, por eso hoy hablaremos de como se trabaja la autonomía personal.

Clave principal: Autonomía persona es igual a mayor autoestima

Está demostrado científicamente que un niño independiente, con personalidad y autonomía propias, tendrás mayor posibilidad de convertirse en una persona que tenga iniciativa, sea proactiva y tenga buena salud emocional y autoestima. En conexión con esta realidad, la educación debe trabajarse tanto en casa como en el cole, para que así todo sea más claro y fluya en las direcciones correctas. Coherencia, naturalidad, automatismos… conceptos clave a tener en cuenta.

Los hábitos que se trabajan a nivel escolar-familiar son los siguientes:

  • Cuidado persona / higiene: Lavarse las manos, peinarse, vestirse, controlar el esfínter… son hábitos que deben hacer solos.
  • Vestirse / escoger ropa: Ponerse y quitarse la ropa, comprender la que se necesita, ordenarla, dejarla en el lugar adecuado..
  • Alimentación: Comer solo, ser educado en la mesa, conocer las normas, saber qué cubiertos usar y cómo usarlos, preparar la mesa, quitarla..
  • Sueño y descanso: El hábito de irse a dormir de manera organizada, saber relajarse antes de acostarse, dormir solo..
  • Relaciones sociales: Ser educado y conocer las normas de convivencia y relación con los demás. Saludar, escuchar, respetar el turno de palabra, expresarse, pedir las cosas por favor…

Los nuevos hábitos en la educación infantil

La motivación y el interés de los más pequeños es vital para su adquisición de conocimientos. Debemos encontrar actividades que sean adecuadas para niños de sus edades y a su vez, les enseñen y aporten las habilidades y conocimientos necesarios para su desarrollo y crecimiento. El profesor o educador deberá además mostrar una actitud correcta y positiva en todo momento, acorde al objetivo del cole, que es enseñar. El profesor resulta ser una figura importantísima y crucial en el pequeño alumno. Su carácter influirá mucho en las ganas y motivaciones de los peques. Por lo tanto, el educador debe enseñar debe ser claro, amable y certero. Razonar acciones y respuestas, por supuesto, dejar que los niños hagan las cosas sin ayuda o protección: Debemos garantizar la autonomía, aunque fracasen al principio. Es lo normal.

Llegamos a un aspecto muy importante ya que la el proceso de prueba y error es el que tenemos que pasar todos. Los hábitos se adquieren por rutina y repetición, y debemos inculcarle esto a los más pequeños. Adquiriendo los hábitos básicos, podrán y creando rutinas autónomas y a desarrollar, por ende, su propia autonomía. Muy importante el papel del educador, que no tiene por qué ser solo el profesor. En casa educan los padres o tutores, y en la escuela, los profesores.

SHARE IT: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>