Pedagogía Waldorf: ¿Qué es y cuáles son sus características?

La Pedagogía Waldorf es un método educativo ideado por Rudolf Steiner, el cual se basa en el correcto desarrollo de habilidades y conocimientos a las edades que correspondan. Por lo tanto, hablamos de una educación equilibrada y muy progresiva que garantizará un crecimiento sostenible en las personas. Esta idea del alemán responde al famoso dicho de “no se puede aprender a correr antes que a andar”, una afirmación que está llena de significado y rebosa importancia. A continuación vamos a ver en profundidad las aplicaciones de la Pedagogía Waldorf, su origen y otros detalles muy interesantes.

Origen de la Pedagogía Waldorf

En el año 1919 se abre la primera escuela basada en la pedagogía del investigador Rudolf Steiner, a consecuencia de una petición expresa del propietario de una fábrica de cigarrillos asentada en Stuttgart. Su marca se llamaba Cigarrillos Waldorf-Astoria, y el dueño pensaba en esta escuela para educar a los hijos de sus trabajadores. De ahí procede el nombre de Pedagogía Waldorf, ya que fue una idea que puso en práctica el dueño de esta marca de cigarros. El desempeño fue tan bueno que empezaron a acudir alumnos a esta escuela que no tenían relación directa con la empresa.

En Gran Bretaña en el año 1922, la filosofía Waldorf se extendió gracias a las numerosas conferencias que Steiner dio en la Universidad de Oxford. En Inglaterra la primera escuela bajo esta doctrina fue creada 3 años después. Mientras que en EEUU, la primera fue la Rudolf Steiner School en 1928. Ya en 1930, este tipo de educación se extendía internacionalmente, con escuelas en Suiza, Alemania, Noruega, Austria y más países. Aunque con el surgimiento del movimiento Nazi la mayoría de las escuelas que usaban la Pedagogía Waldorf fueron clausuradas, tras la Segunda Guerra Mundial se volvieron a abrir (salvo las que se encontraban en zonas controladas por el régimen comunista).

Metodo Waldorf

La división que hace Steiner del desarrollo infantil nos deja tres etapas diferenciadas por edades. Así sería la primera enfocada en la primera infancia, que se realiza con juegos y prácticas creativas. Luego tendríamos la educación primaria con la que nos desarrollamos artística y socialmente. Y por último, estaría la etapa de educación secundaria, donde se desarrolla el razonamiento y la empatía. El trabajo de los estudiantes se evalúa de manera periódica y se tienen en cuenta tanto aspectos cuantitativos como cualitativos. El profesorado y las propias escuelas tienen una gran autonomía a la hora de decidir los contenidos curriculares, la metodología de enseñanza y otros aspectos. Como es lógico, nosotros nos centraremos en hablar sobre la primera etapa que nos define Steiner, la enfocada en la primera infancia.

Educación en la primera infancia (hasta los 6 años de edad)

La Pedagogía Waldorf considera que los más pequeños aprenden por imitación. Por lo tanto, en estas etapas la educación se centra en el aprendizaje por experiencia, por lo que los peques asimilan y aprenden con ejemplos y juegos imaginativos. Diariamente se desarrollan rutinas que incluyen juego libre, trabajo artístico-creativo y tareas prácticas (del día a día). Se intercalan además actividades dentro y fuera del aula, a cubierto y al aire libre. La clase debe asemejarse a una casa con todo tipo de espacios, herramientas y juguetes.

También se recomienda relacionar las actividades en clase con la estación del año en la que nos encontramos, por lo que estamos ante una organización temática del aprendizaje y del trabajo. Por otro lado, sorprende que una ideología tan progresista rechace el uso de elementos y medios electrónicos o digitales tales como ordenadores o tablets. Su razonamiento con respecto a este tema es el de que su uso favorece el origen de ciertos conflictos con las necesidades de desarrollo que tienen los niños. Su empleo no precisa de actividad física ninguna y los contenidos pueden distorsionar su desarrollo.

Características Método Waldorf

Hemos querido resumir los grandes rasgos del Método Waldorf en 4 puntos generales:

  • Potenciación del desarrollo de las habilidades artísticas de los pequeños, así como su creatividad e imaginación
  • Las escuelas deben ser una extensión del hogar, con un clima relajado y cercano que les permita crecer y aprender con libertad y comodidad
  • Carencia de exámenes o evaluaciones fijas tradicionales como pruebas de rendimiento o notas
  • Es una enseñanza libre, natural y flexible.

 

 

SHARE IT: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email